Calidad

Gestión de la calidad

Introducción a la gestión de la calidad

La gestión de la calidad es tratar de lograr los objetivos de negocio, aumentar la participación en el mercado, gestionar adecuadamente los riesgos y oportunidades, mejorar la satisfacción de las partes interesadas (clientes, personas, propiedad, proveedores y Sociedad), ser más eficaces y eficientes, …

La gestión de la calidad es una función imprescindible en cualquier organización, independientemente de su sector de actividad, tamaño o localización geográfica.

Principios de la gestión de la calidad

Varios son los principios comunes que articulan la gestión de la calidad:

  • Enfoque al cliente. Las organizaciones dependen de sus clientes, y por lo tanto deben comprender sus necesidades actuales y futuras, satisfacer sus demandas y esforzarse en exceder sus expectativas.
  • Liderazgo. Las personas líderes establecen el “ir todos a una” y la orientación de la organización. Ellas deberían crear y mantener un ambiente interno en el cual las personas puedan llegar a involucrarse totalmente en el logro de los objetivos de la organización.
  • Participación de las personas. Las personas, a todos los niveles, son la esencia de una organización y su total compromiso posibilita que sus habilidades sean usadas para el beneficio esta.
  • Enfoque basado en procesos. Un resultado deseado se alcanza más eficientemente cuando las actividades y los recursos relacionados se gestionan como un proceso.
  • Enfoque de sistema para la gestión. Identificar, entender y gestionar los procesos interrelacionados como un sistema, contribuye a la eficacia y eficiencia de una organización en el logro de sus objetivos.
  • Mejora continua. La mejora continua del desempeño global de una organización debería ser un objetivo permanente de ésta.
  • Enfoque basado en hechos para la toma de decisión. Las decisiones se basan en el análisis de los datos y la información.
  • Relaciones mutuamente beneficiosas con el proveedor. Una organización y sus proveedores son interdependientes, y una relación mutuamente beneficiosa aumenta la capacidad de ambos para crear valor como aliados.

Servicios de gestión de la calidad